Marqués de Domecq Jerez de La Frontera (Cádiz).

 Ganadería “Marqués de Domecq”.
 La ganadería “Marqués de Domecq” está inscrita en la “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.

 Historia:
Procede esta ganadería de la parte adquirida directamente por don Francisco Correa a D. Fernando Parladé, quien adquiere su ganadería en 1904. Esta vacada, recibida provisionalmente por D.  Félix Moreno en 1915, fue transferida en 1918 a don Antonio García Pedrajas.
En 1931 heredan esta ganadería a partes iguales los hermanos D. Francisco y doña Magdalena García Natera. Mientras que la parte correspondiente a doña Magdalena pasó a manos de doña Mª Luisa Domínguez Pérez de Vargas (esposa de D. Salvador Guardiola Fantoni), la porción proveniente de D. Francisco fue adquirida por D. Ramón y D. Jaime Mora-Figueroa (hijos de la Marquesa viuda de Tamarón) que emplearon sementales y del hierro del Conde de la Corte. Dirigió esta ganadería D. Ramón Mora-Figueroa, vecino de finca de D. Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio, quien había adquirido recientemente la ganadería del Duque de Veragua a la que añadió dos lotes de eralas y cuatro sementales también del hierro del Conde de la Corte.
Las relaciones entre uno y otro ganadero dieron lugar a ciertos cruces y, además, a la adquisición de reses de la ganadería de los hermanos Mora-Figueroa por parte de los hijos de D. Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio. La vacada de D. Ramón y D. Jaime Mora-Figueroa volvió a marcarse con el hierro del Marqués de Tamarón y a usar la divisa azul y amarillo. En 1945 pasó la misma al Conde de Antillón y en 1947 al Marqués de Contadero. Finalmente fue adquirida en 1949 por D. Salvador Noguera de quien pasó en febrero de 1951 al Excmo. Sr. Marqúes de Domecq y Hnos. que la incrementaron, en la misma fecha con un importante lote de reses de la ganadería de los hijos de D. Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio. En 1955 se sustituye el hierro por el que actualmente se emplea. Ambas procedencias, unidas en una sola ganadería, han dado lugar a la formación de un encaste propio, con unas particularidades que lo distinguen del resto de ganaderías procedentes exclusivamente de la de los hermanos Domecq Díez y posteriores ramificaciones. Desde febrero de 1951, se ha mantenido puro este encaste si bien se ha refrescado sangre con sementales de las ganaderías de don Juan Pedro Domecq Solís, “Jandilla” y de don Salvador Domecq. Desde 1977 se anuncia “Ganadería Marqués de Domecq”. 


 Divisa: Azul y amarilla. 

 Marca: Punta de espada en ambas.  

 Finca: “Martelilla” y “El Carrascal” Autovía Jerez-Los Barrios, Km. 8 Jerez de La Frontera (Cádiz).
“Las Castellanas” y “Los Barrancos” Puerto Real (Cádiz).        
 Antigüedad: 18/05/1966.

 Procedencia actual: D. Pedro Domecq Rivero -Marqués de Domecq-, y Hermanos. 

Marqués de Domecq

Sigla: UCD.
Asociación: “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
Localización: Jerez de La Frontera (Cádiz).
Propietario:
Capa S.L.
Ganadería Hros. Marqués de Domecq, S.L. Representante: D. Fernando Domecq López de Carrizosa. 

Representante:
D. Fernando Domecq López de Carrizosa
Oficina: Callejón de los Bolos, 1 (Puerta de Sevilla)
11402 Jerez de La Frontera (Cádiz)
www.ganaderiamarquesdedomecq.com             

Divisa: Azul y amarilla.
Marca: Punta de espada en ambas 
Finca: “Martelilla” y “El Carrascal” Autovía Jerez-Los Barrios, Km. 8 Jerez de La Frontera (Cádiz).
“Las Castellanas” y “Los Barrancos” Puerto Real (Cádiz).       

Historia:
Procede esta ganadería de la parte adquirida directamente en 1931 a D. Francisco García Natera, hijo de don Antonio García Pedrajas, por don Ramón y don Jaime Mora-Figueroa, hijos de la Marquesa viuda de Tamarón, que emplearon sementales del Conde de la Corte y ampliaron su ganadería con reses de la de don Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio.
La vacada de don Ramón y don Jaime Mora-Figueroa volvió a marcarse con el hierro del Marqués de Tamarón y a usar la divisa azul y amarilla. En 1945 pasó al Conde de Antillón y en 1947 al Marqués de Contadero. Finalmente fue adquirida en 1949 por don Salvador Noguera de quien pasó en febrero de 1951 al Marqués de Domecq y hermanos que la incrementaron, en la misma fecha, con un importante lote de reses de la ganadería de los hijos de don Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio. En 1955 se sustituye el hierro por el que actualmente se emplea. Ambas procedencias, unidas en una sola ganadería, han dado lugar a la formación de un encaste propio, con unas particularidades que lo distinguen del resto de ganaderías procedentes exclusivamente de la de los hermanos Domecq Díez.
Procedencia actual: D. Pedro Domecq Rivero -Marqués de Domecq-, y Hermanos.
Antigüedad: 18/05/1966.


Casa de Los Toreros. Jerez de La Frontera (Cádiz).

 Ganadería "Casa de Los Toreros"
 La ganadería “Casa de Los Toreros” está inscrita en la “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
 Historia:
Ganadería creada en 1999 al amparo del artículo 5 bis b) de los Estatutos, formada en su totalidad por vacas y sementales de Martelilla, procedencia Juan Pedro Domecq. En 2009 pasa al Grupo Primero en virtud de los acuerdos tomados por la Asamblea General de la Unión de Criadores. En 2014 la titularidad pasa a ser en exclusiva de Juan Pedro Domecq López de Carrizosa y de sus hijos Juan Pedro y Lourdes Domecq Bohórquez. Y una vez eliminado lo anterior se adquiere un lote de vacas y eralas de Fuente Rey, que a su vez está formada por vacas y sementales de Santiago Domecq Bohórquez. 

 Procedencia actual: D. Juan Pedro Domecq Díez y Torrestrella. 

 Divisa: Blanca y verde.

 Finca:”Martelilla”, “Las Encinas” Jerez de La Frontera (Cádiz).

 Mayoral: D. José Ladrón de Guevara.





Casa de los Toreros
Sigla: UNF
Asociación: “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
Localización: Los Barrios, Jerez de La Frontera (Cádiz).
Propietario:
Martelilla S.L.
Representante:
D. Juan Pedro Domecq Bohórquez
www.casadelostoreros.com
info@casadelostoreros.com

Divisa: Blanca y verde.
Finca:”Martelilla”, “Las Encinas” Jerez de La Frontera (Cádiz).
Historia:
Ganadería creada en 1999 al amparo del artículo 5 bis b) de los Estatutos, formada en su totalidad por vacas y sementales de Martelilla, procedencia Juan Pedro Domecq. En 2009 pasa al Grupo Primero en virtud de los acuerdos tomados por la Asamblea General de la Unión de Criadores. En 2014 la titularidad pasa a ser en exclusiva de Juan Pedro Domecq López de Carrizosa y de sus hijos Juan Pedro y Lourdes Domecq Bohórquez. Y una vez eliminado lo anterior se adquiere un lote de vacas y eralas de Fuente Rey, que a su vez está formada por vacas y sementales de Santiago Domecq Bohórquez.
Procedencia actual: D. Juan Pedro Domecq Díez y Torrestrella.
Antigüedad: Sin antigüedad.
Mayoral: D. José Ladrón de Guevara.

Saltillo. Peñaaflor (Sevilla).

 La ganadería "Saltillo" esta inscrita en la "Unión de Criadores de Toros de Lidia".
 Divisa: Azul celeste y blanca.
 ORÍGENES
La ganadería del Marqués de Saltillo procede directamente de una de las partes en las que se dividió la vacada del Conde de Vistahermosa, concretamente el lote adquirido en 1823 por Salvador Varea, que posteriormente llegó a poder de la familia Picavea de Lesaca, quien la mantuvo entre 1827 y 1854, vendiéndola entonces a Antonio Rueda y Quintanilla, Marqués de Saltillo.
 En el momento de efectuar la adquisición, la vacada estaba integrada por unas ochocientas cabezas que, el Marqués y posteriormente sus herederos, seleccionaron y afinaron considerablemente hasta que en 1918 compró la ganadería Félix Moreno Ardanuy, cuyos descendientes siguen manteniendo aún la procedencia de Saltillo.
 La importancia del encaste de Saltillo en la actual cabaña brava de nuestro país es puramente testimonial, como lo es igualmente el número de efectivos puros de esta línea ganadera que subsisten en España. No ocurre lo mismo en otros países, como Méjico, donde estas reses constituyen la base de las ganaderías de lidia allí existentes.
 Además, en España, las vacadas derivadas de Saltillo lidian muy pocos productos, llevan muchos años ausentes de las principales ferias y, salvo el hierro de Moreno Silva, tampoco están presentes en plazas y festejos de altura, de modo que este encaste es ahora mucho más relevante por su influencia en la creación de los de Santa Coloma y Albaserrada, que por sí mismo.

  EL PROTOTIPO DEL ENCASTE DE SALTILLO
 Morfológicamente los ejemplares de Saltillo son de tamaño medio, en relación con el conjunto de la raza de lidia. Tienen generalmente un perfil cefálico recto y su cara es más bien alargada, rizosa y de aspecto fiero. Suelen ser estrechos de sienes, están dotados de ojos grandes y saltones, con mirada muy viva y presentan con mucha frecuencia el hocico afilado.
 De hecho, este hocico de rata sólo se da con regularidad en tres encastes, el de Saltillo y por influencia del mismo en los de Santa Coloma y Albaserrada.
 Las encornaduras de los ejemplares puros de Saltillo no aparecen excesivamente desarrolladas, sino que son finas en su base y alcanzan una longitud media o incluso más corta, dirigiéndose normalmente hacia arriba (corniveletos) y más raramente hacia arriba y luego hacia atrás (cornivueltos) o hacia arriba, hacia fuera y finalmente hacia atrás (cornipasos).
 El cuello es largo, con poco morrillo y la papada casi imperceptible, abundando en su condición de "degollados". La línea dorso-lumbar es muy recta, la grupa redondeada y las extremidades finas y de longitud media, acordes con el resto del esqueleto, mientras que la cola es fina y no muy larga.
 En conjunto son reses de poco volumen, bajas de agujas y que lucen capas cárdenas y negras. Los accidentales que acompañan a dichos pelajes son mucho más reducidos que los descritos como característicos en los "santacolomas", destacando la presencia del entrepelado, bragado, meano, axiblanco, listón y rabicano, mientras que las particularidades en forma de manchas blancas en la cabeza, extremidades, cola o en región del ijar son muy poco frecuentes.

  LAS VACAS DEL ENCASTE DE SALTILLO
 Las hembras de este encaste son más bien pequeñas de talla y presentan un perfil cefálico característicamente recto, pudiendo darse ocasionalmente alguna que sea subcóncava.
 La cabeza es considerablemente alargada, estrecha de sienes y de mono, presentando con frecuencia el llamado hocico de rata. Los ojos son grandes y saltones y las encornaduras se sitúan en una posición alta de la cabeza, siendo muy finas en todo su desarrollo. Generalmente predominan las corniveletas y acapachadas, pero también se dan corniapretadas, brochas, corniabiertas, playeras y más raramente cornivueltas y cornipasas.
 El cuello es largo y fino, y la papada apenas se evidencia (degolladas). La línea dorso-lumbar suele ser muy recta y la ventral no resulta muy prominente. No suelen ser anchas ni de pecho, ni de grupa. Las extremidades son finas y proporcionalmente más largas que las de los machos. Las ubres presentan aspecto globoso y tamaño medio, mientras que la cola es fina y larga.
 En conjunto tienen un aspecto muy vivaz y son armónicas y bonitas, destacando por su espectacularidad las de pintas cárdenas y encornaduras veletas, que se identifican como más características del encaste.

  EL COMPORTAMIENTO DEL ENCASTE DE SALTILLO
 En cuanto a su comportamiento durante la lidia, los toros de Saltillo son marcadamente agresivos y en la actualidad, salvo excepciones, resultan complicados para la práctica del toreo moderno.
 Son bastante desiguales en su pelea durante el primer tercio, dándose algunos muy bravos, junto a otros que mansean claramente. Además tienen tendencia a desarrollar sentido y dificultades durante la faena de muleta aunque también salen algunos ejemplares con mucha calidad. Por estas razones hace ya mucho tiempo que sólo los lidian diestros que no pueden imponer sus exigencias en los carteles.
 En la actualidad únicamente subsisten en España tres ganaderías puras de este origen vinculadas a la familia Moreno de la Cova, la de Moreno Miura, antes de Javier Moreno de la Cova; la que se anuncia a nombre de Saltillo, dirigida por Enrique Moreno de la Cova y la de José Joaquín Moreno de Silva.

 Encaste Saltillo
Rectos, brevilíneas y elipométricas, o mediolíneos, y eumétricos.
Cabeza y Cuello: Predominan perfiles rectos y ocasionalmente subconvexos y subcóncavos La cabeza es estrecha de sienes, alargada (cariavacados), y rizosa. Ojos saltones, y hocico afilado (hocico de rata). El cuello tiene longitud media-larga y de morrillo escaso.
Encornaduras: Presenta encornaduras finas en su base y en todo su recorrido, dirigidas hacia delante y hacia arriba (veletos, cornivueltos y cornipasos), aunque de longitud corta y poca proporción de pitones.
Pecho tórax y vientre: No suelen ser anchos de pecho, con papada de desarrollo discreto (degollados). Línea ventral poco prominente.
Extremidades: Finas y de longitud media.
Dorso Lumbar: El dorso y lomo rectos.
Grupa y cola: Grupa redondeada (breve e inclinada) la cola fina y no muy larga.
Capa: Predominio de los ejemplares de pintas cárdenas y negras, destacando la presencia del accidental entrepelado. Son menos frecuentes bragado, meano, axiblanco, listón, y rabicano.

 Historia: En la segunda mitad del siglo XVIII, el Conde de Vistahermosa forma su famosa ganadería, cuya parte principal pasa a don Salvador Varea en 1805 y de éste en 1820 a don Pedro José Picavea de Lesaca. Posteriormente pasa a su viuda y de ésta a su hijo don José Picavea de Lesaca. En 1845 le adquiere don Antonio Rueda de Quintanilla, Marqués de Saltillo. En 1880 pasa a su viuda doña Francisca Osborne y de ésta a su hijo, que poseía el mismo título que su padre. Al fallecimiento de éste, en 1918, su viuda vende la ganadería a don Félix Moreno Ardanuy. Tras su fallecimiento en 1960, pasa a su hijo don Félix Moreno de la Cova que a partir de 1969 anuncia “La Vega”. Desde 1978 pasa a denominarse “Saltillo”. De don Félix Moreno de la Cova pasa a sus hijos don Félix y don Enrique Moreno de la Cova Maestre, que en el año 2000 la aportan a la sociedad ganadera Saltillo, S.L. Esta ganadería es origen de grandes y famosas ganaderías en España como Marqués de Albaserrada (victorinos), Santa Coloma (Buendía) y México como “Piedras Negras” y “San Mateo”. En el 2013 D. José Joaquín Moreno de Silva compra el hierro y la ganadería anunciándose todo en lo sucesivo a nombre de 'Saltillo'.

 En 2013 Joaquín Moreno de Silva vio cumplir uno de sus sueños, que no era otro que tener en sus manos el  legendario hierro de “Saltillo” que tuvo su abuelo Félix Moreno Ardanuy y que por temas de herencia tenían los herederos de su tío Félix, dígase sus primos Félix y Enrique  Moreno de la Cova Maestre, los cuales antes que vender el hierro y el poco ganado que tenían a otra persona, decidieron que se quedara en la familia y se lo vendieron a su primo Joaquín.
Por lo tanto, ya no se marca con el hierro de “Moreno Silva”, en otros tiempos llamado “Charco Blanco” y que heredó de su padre Alonso Moreno de la Cova.

 Propietario:
D. José Joaquín Moreno de Silva
 Pº de la Castellana, 114, 5 - 4
28046 Madrid

  Mayoral: D. Enrique Ruiz La Vega Molino.
 Procedencia actual: Marqués de Saltillo.

  Antigüedad: 14/07/1845.

Señal oreja: Hoja de higuera y rabisaco en ambas.

Saltillo

Asociación: Unión de Criadores de Toros de Lidia.
Sigla: UFB
Localización: Peñaflor (Sevilla).

Propietario:
D. José Joaquín Moreno de Silva
 Pº de la Castellana, 114, 5 - 4
28046 MADRID
Tlf: 609 54 61 62

Representante:
D. José Joaquín Moreno de Silva
 Pº de la Castellana, 114, 5 - 4
28046 MADRID
Divisa: Azul celeste y blanca.
Señal oreja: Hoja de higuera y rabisaco en ambas.
Finca: 'Molino Chirrión' Constantina (Sevilla), 'La Vega' Peñaflor (Sevilla)
Historia: En la segunda mitad del siglo XVIII, el Conde de Vistahermosa forma su famosa ganadería, cuya parte principal pasa a don Salvador Varea en 1805 y de éste en 1820 a don Pedro José Picavea de Lesaca. Posteriormente pasa a su viuda y de ésta a su hijo don José Picavea de Lesaca. En 1845 le adquiere don Antonio Rueda de Quintanilla, Marqués de Saltillo. En 1880 pasa a su viuda doña Francisca Osborne y de ésta a su hijo, que poseía el mismo título que su padre. Al fallecimiento de éste, en 1918, su viuda vende la ganadería a don Félix Moreno Ardanuy. Tras su fallecimiento en 1960, pasa a su hijo don Félix Moreno de la Cova que a partir de 1969 anuncia “La Vega”. Desde 1978 pasa a denominarse “Saltillo”. De don Félix Moreno de la Cova pasa a sus hijos don Félix y don Enrique Moreno de la Cova Maestre, que en el año 2000 la aportan a la sociedad ganadera Saltillo, S.L. Esta ganadería es origen de grandes y famosas ganaderías en España como Marqués de Albaserrada (victorinos), Santa Coloma (Buendía) y México como “Piedras Negras” y “San Mateo”. En el 2013 D. José Joaquín Moreno de Silva compra el hierro y la ganadería anunciándose todo en lo sucesivo a nombre de 'Saltillo'.
Procedencia actual: Marqués de Saltillo.
Antigüedad: 14/07/1845
Mayoral: D. Enrique Ruiz La Vega Molino.