La Vacada Madre. Conde de la Maza, Hros. del Excmo. Sr. Morón de la Frontera (Sevilla).

  Ganadería “Hros. Del Excmo. Sr. Conde de la Maza”.

 Sistemas de tienta y evaluación.
El Conde de la Maza tienta las becerras, como suele ser habitual, cuando éstas han cumplido los dos años. En opinión del ganadero "la bravura auténtica se aprecia en el caballo", por lo que Leopoldo Sainz de la Maza prefiere "perdonarle la vida a una becerra muy brava ante el picador aunque luego presente alguna dificultad en la muleta". Por el contrario, las de nota muy alta en el último tercio no son aprobadas si su comportamiento ante el picador es discreto. 

 Leopoldo Sainz de la Maza otro factor absolutamente necesario para aprobar una becerra es que demuestre fortaleza física, puesto que considera que las caídas de los toros tienen tres causas fundamentales. "Además de la mala alimentación y el poco ejercicio, el error en la selección es un factor determinante, puesto que la debilidad de remos es hereditaria".

 En lo que respecta a la retienta de machos, la prueba es igual de exigente que con las hembras, aunque con anterioridad los erales son tentados a campo abierto en el corredero. Sin embargo, el Conde de la Maza duda de la auténtica utilidad de esta práctica. "Los machos los corremos a campo abierto, pero sólo sirve para descubrir al novillo que es muy manso y así no lidiarlo en una corrida de toros, que no es poco. En cambio -continúa explicando- entre el bravo y el muy bravo no se aprecian diferencias de comportamiento".

 Por ello la selección de machos que se van a retentar en la plaza se efectúa a partir de dos puntos concretos. "Entre toda la camada -explica el ganadero- elegimos los que tengan una buena reata y además un trapío importante".

 Sistema de fijación de caracteres:
En este apartado Leopoldo Sainz de la Maza considera que "la vida del ser humano es corta para lograr la fijación de caracteres en una ganadería en lo que respecta al genotipo". Mucho más fácil es lograr el fenotipo deseado, y los toros del conde, por su gran trapío y astifinas defensas, son una prueba evidente de un tipo zootécnico perfectamente logrado. En cuanto al genotipo, para Leopoldo la palabra clave es "acometividad". "La acometividad -manifiesta- supone todo: Dureza de patas, que vayan al caballo, que vayan a la muleta, que no se rajen y que, al final, mueran peleando, es decir, buscamos toros bravos en mayusculas".

 Alimentación y manejo:
La teoría del Conde de la Maza es que el ganado tiene que estar moviéndose desde que los primeros meses de vida y así ir desarrollándose progresivamente. Los cercados amplios son por tanto, fundamentales, y como prueba tenemos que en Arenales 20 ó 30 vacas de vientre pastan en cerrados de unas 35 hectáreas.
En cuanto a los machos que van a las corridas, el Conde de la Maza fue uno de los pioneros a la hora de correr los toros cinco o seis meses antes de su lidia: "Los hacemos galopar durante dos o tres kilómetros -explica- y desde que comenzamos hace años no se nos cae un toro".
En cuanto a la alimentación, la magnífica calidad del suelo de Arenales permite alimentar al ganado con la propia hierba de la finca. Leopoldo de la Maza tiene como norma no dar pienso a los toros hasta su último año de vida, con objeto de facilitar su remate para la lidia. Así, desde su nacimiento hasta esos últimos meses antes de ser embarcados para la plaza, la alimentación se lleva a cabo a partir de hierba y pastos naturales.

 Calendario del año ganadero:
Los sementales se echan a las vacas el día 15 de diciembre, y las vacas empiezan a parir a finales de septiembre y las últimas lo hacen a primeros de abril. "No adelanto la cubrición hasta agosto -aclara Leopoldo- que así logran lidiar toros con un año menos. Para mí es un error y una trampa. Un error porque una vaca no puede parir dos veces en un año; y una trampa puesto que al toro que tiene cuatro años cumplidos pero no cinco hierbas le falta cuajo, seriedad y en definitiva, trapío".
El destete se hace por lotes, ya que actualmente están todos los animales acrotalados a los pocos días de nacer y además se encuentran perfectamente controlados gracias al ordenador. Igual sucede con los herraderos, uno en septiembre y otro entre octubre y noviembre. Finalmente, los tentaderos se realizan entre octubre y abril, y se suelen tentar entre siete u ocho becerras al día.

 Particularidades del manejo y costumbres:
Aunque hoy en día no se puede considerar la utilización del ordenador en la ganadería como una peculiaridad, sí lo es que Leopoldo de la Maza sea uno de los pioneros en esta práctica. El Conde de la Maza lo introdujo en su ganadería brava en 1971.
Otra singularidad de Leopoldo es que, durante muchos años, él se encargaba personalmente de realizar los tentaderos, "y no me importaba torear hasta diez vacas en un solo día", afirma el ganadero. "Cuando yo toreaba las vacas -explica- las veía mejor, porque me daba cuenta perfectamente si el error era mío o del animal".

Conde de la Maza, Hros. Del Excmo. Sr.
Sigla: UFS.
Asociación: Unión de Criadores de Toros de Lidia.
Localización: Morón de La Frontera (Sevilla).
Propietario:
Arenales de Maza, S.A
Cortijo Arenales. 41530 Morón De La Frontera (Sevilla)
Representante:
D. Leopoldo Sáinz de la Maza Ybarra (Sr. Conde de la Maza)
Cortijo Arenales. 41530 Morón De La Frontera (Sevilla)
Teléfono representante : 955 95 70 48-95 485 0917
Móvil representante: 609 26 90 13
Divisa: Roja y negra.
Marca: Hoja de higuera en la derecha y raja en la izquierda.
Finca: “Cortijo Arenales” Morón De La Frontera (Sevilla).
Hierro: Fue diseñado por el primer Conde de la Maza en 1912. Está formado por una "L" y una "M" (iniciales de Leopoldo y Maza), y en la parte superior aparece una corona condal. Con él se hierra todo el ganado de Arenales, ya sean toros, caballos u ovejas.
Historia: En la finca ya existían vacas y toros para uso particular del Conde y sus invitados, y no fue hasta 1935 que el primer lote de vacas y toros fue adquirido por D. Leopoldo Sainz de la Maza y Gutiérrez Solana a Juan Belmonte, al que posteriormente añadió vacas de Gallardo. El uso de la ganadería que hacía el Sr. Conde a comienzos de siglo no tenía nada que ver con la selección, y mejora de las reses llevada a cabo por su hijo a partir de 1954.
Procede ésta de un lote de Vistahermosa que después de pasar por la propiedad del Barbero de Utrera, Arias de Saavedra, Ildefonso Núñez del Prado, Marqués de Gandul, don José Antonio Adalid, don Francisco Taviel de Andrade, don Gregorio Campos, don Narciso Darnaude, don Romualdo Arias de Reina y señores Hidalgo Hermanos, pasa a los herederos de don Arturo Pérez Hernández, y al dividirse la vacada en 1953, el lote correspondiente a doña María López Tejada fue vendido a don Leopoldo de la Maza y Falcó en 1953, que adoptó el hierro que actualmente utiliza, variando posteriormente la divisa y la señal. En 1966 adquirió sementales del Marqués de Villamarta y en 1977, un lote de vacas y dos sementales de procedencia Núñez. Puede decirse que desde 1955 y tras más de 35 años en su poder mediante una cuidada selección, ha creado su propio encaste. “Conde de la Maza”.
Procedencia actual: Excmo. Sr. Conde de la Maza.
Antigüedad: 15/08/1963
Mayoral: José López Ligero

D. José Ángel Gil Valero. Mayoral de la ganadería "Arauz de Robles" Bailén (Jaén).

 Entrevista al mayoral de Arauz de Robles.
D.  José Ángel Gil Valero nace en Vilches (Jaén)  el  21 de  junio de 1988.
 Hierro de la ganadería “Arauz de Robles” Inscrita en la “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
 El mayoral es el máximo responsable de la ganadería, su misión es estar al tanto de la vacada y transmitir al ganadero lo que ocurre en la misma. Hemos visitado la ganadería de “Arauz de Robles” en Bailen (Jaén)  para conocer mejor la actividad del mayoral y saber de sus conocedoras opiniones.
 D.  José Ángel Gil Valero, mayoral de la vacada de la ganadería de “Arauz de Robles”, nos ha enseñado los toros de saca para la temporada 2017, los novillos, los becerros que herrarán este año y las dependencias de la dehesa Burguillos. Mientras, nos explica el trabajo que realiza, día a día, en el campo bravo.

  1 -Ser mayoral conlleva una gran responsabilidad. ¿Qué cualidades  bebe tener?
Responsabilidad, constancia  y lo principal, afición sin afición no sirve para nada.
 2-¿Cómo se inicia en el mundo de los toros y de dónde le viene la afición?
Mis comienzos en el mundo de los toros fueron en casa de D. Juan Pablo Jiménez Pascau, mi madre trabajaba en la finca cuidando a la suegra del mayoral y a mi ya desde muy pequeño me gustaban los caballos y muy a menudo iba a la finca y así poco a poco fui aprendiendo el oficio y empecé a trabajar de vaquero con 15 años  compaginando los estudios con las faenas camperas. 
 3-El mayoral ¿debe vivir al lado de los toros?
Si y constantemente muy pendiente de la ganadería, se sacrifican muchos momentos para estar al lado del toro. Pero esto es así.

 4-¿Cómo es el día a día en su trabajo?
Mi día a día empieza el día anterior, pensando en lo que hay que hacer al día siguiente. Me levanto muy temprano para preparar la comida  para los toros y los novillos, repasar todo tanto físicamente como materialmente, que no se hayan peleado y no esté ningún animal herido, revisar cercados y pilares etc. Las vacas están en otra finca y pasamos unas dos o tres veces por semana para ahijar, acrotalar y temas de saneamiento etc., Durante las 24 horas hay un vaquero que revisa las cercas, el agua y la comida. Cuando esta todo repasado, un día se hacen los lotes de vacas, otro día   tentadero, otro  herradero. Con el ganado bravo unos días se trabaja ocho horas, otros tan solo cinco, otros días hay veinte  horas de trabajo  y los menos, por no decir ninguno, no hace  falta hacer nada.
 5-¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo y lo que menos?
Bueno, me gusta todo en general relacionado con el toro, los nacimientos de los becerros y el ahijado, pero lo que más me tira son las faenas a caballo dado mi gran afición. Lo que menos me gusta son las peleas y los tropiezos, aunque eso creo que no le gusta a nadie aunque pase día a día.  
 6-¿Cómo realiza la selección de madres?
La selección es un tema que lo lleva más el ganadero aunque me pidan mi humilde opinión.
 7- ¿Hay muchas cabezas en la finca?
En la finca “El Burguillo” es donde tenemos los machos, hay sobre 200 cabezas entre añojos, erales, utreros y cuatreños y en “Los Cerrillos” tenemos las hembras que hay sobre unas 120 vacas mas las añojas y las eralas.
 8-¿Qué encaste se cría en la finca Burguillos? Defínanos el comportamiento.
El encaste lo podemos denominar propio, que son los característicos toros de “Arauz de Robles”. En conjunto son animales de manejo complicado en el campo, muy asilvestrados y poco dóciles. En la plaza son animales encastados, con poder y a los que a su vez hay que poderles siempre para que se entreguen, pues en caso contrario se apoderan ellos.
 9-¿Cómo define D. José Ángel Gil Valero la "bravura"?
Para que una vaca sea  brava tiene que ser pronta que galope que humille que sea repetidora y que se desplace, hay entra la clase y la calidad. 
 10- ¿Con qué toreros tiene más relación? ¿Le hubiera gustado ser torero?
Son varios, coincidimos habitualmente en las tientas. No. Creo que no hubiese valido para ser torero.
 11-¿Qué tienen para lidiar este año y en qué plazas suelen lidiar?
Esta temporada tenemos una novillada con muy buenas hechuras  para Madrid y otra novillada más bonita para una plaza de segunda, una novillada sin caballos y cuatro  toros para las calles.
 12- ¿Reconocen la labor del mayoral en las plazas donde van?
Sí que hay plazas que valoran al mayoral, sobre todo por la parte centro norte y en Francia.
 13-¿Cómo ve el futuro de la fiesta, ha afectado la crisis al mundo de los toros?
Lo veo mal. Hay que empezar a tomar medidas ya, para que la situación no vaya a peor. Sí, bastante. Con los recortes, ha disminuido  el número de festejos.
 14- Una última curiosidad. ¿Quién les pone el nombre a los toros?
El nombre de los toros los suele elegir el ganadero.
 Nuestro agradecimiento a la ganadería “Arauz de Robles “y a D. José Ángel Gil Valero, mayoral de la ganadería.
Arauz de Robles
  
Sigla: UFO
Asociación: “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
Localización: Jaén (Andalucía)
Propietario:
D. Francisco Javier Arauz de Robles López
Canillas, 1  Madrid CP: 28002.
Representante:
D. Francisco Javier Arauz de Robles López
Canillas, 1  Madrid CP: 28002.
Teléfono propietario         91 561 94 53
Tfno. Despacho: 91 577 36 42
Fax propietario       91 575 18 78
Divisa: Encarnada y blanca.
Señal oreja: Muesca en la derecha y zarcillo en la izquierda. “Muesca” y “Zarcillo”.
Fincas: 'La Colonia y Burguillos' 23210  Guarromán (Jaén).
'Los Cerrillos y Santo Domingo'23740 Andujar (Jaén)
Garbancillares 23711 Baños de La Encina (Jaén).
Historia: Por los años 1910 a 1912 fue fundada esta ganadería en la provincia de Cuenca por don Rufo Serrano con vacas de distintos orígenes. A la muerte de don Rufo, en 1945, sus herederos la vendieron a don Mariano García de Lora, que la traspasó ese mismo año a don José María Araúz de Robles, el cual modificó el hierro y adquirió dos sementales, uno de don Samuel Flores y otro de don Juan Guardiola. En 1978 pasó a anunciarse a nombre de su hijo don Francisco Javier Araúz de Robles que varió el hierro por el que actualmente utiliza.
Procedencia actual: Encaste propio.
Antigüedad: 08/08/1982
Mayoral: D. José Ángel Gil Valero. 
 

"Miura" Lora del Río (Sevilla)

 Ganadería “Miura Inscrita en la “Unión de Criadores de Toros de Lidia”
 Finca “Zahariche” Lora del Río (Sevilla).

Entrada al cortijo y el hierro de “Miura” en la entrada.

 Señal de oreja: Hendido y una muesca en la izquierda y despuntada con golpe en la derecha.

Ermita de “Nuestra Señora De Las Mercedes”.
Casta Cabrera
Subcóncavo, longilíneo e hipermétricos.
Cabeza y Cuello: Perfil cefálico subconcavo, cabeza grande voluminosa, alargada, y ancha de sienes. Cuello largo musculado, pero con el morrillo poco prominente.
Encornaduras: Bastante desarrolladas, gruesas, y por lo general cornitraseros. Abundan los corniveletos, capachos y corniabiertos.
Pecho, tórax y vientre: Pecho no excesivamente ancho, papada y badana poco desarrollados. Tronco largo con costillares muy anchos. Vientre recogido.
Extremidades: largas y Fuertes.
Dorso: recto o ligeramente ensillada.
Grupa y cola: Grupa poco desarrollada. Cola Larga, fina y con borlón poblado.

Capa: predominio de ejemplares negros, cárdenos, castaños, coloraos, y con menor frecuencia sardos y salineros. Como particularidades encontramos chorreado, entrepelado, lavado, mosqueado, nevado y salpicado.
Vista exterior de la plaza de tientas y embarcadero.
Puerta que da a la plaza de tientas. Para muchas eralas y utreras la puerta de la gloria tras el tentadero.


Espectacular y curiosa plaza cuadrada de tientas.

El toro de Miura pasa por ser el más terrorífico de toda la historia del toreo, aún ahora que ha modificado su comportamiento en relación con el que exhibía a finales del siglo XIX y durante las primeras décadas del XX.
Todavía en la actualidad y a pesar de los cambios introducidos en su selección, los "miuras" siguen manteniéndose fieles a su historia y comportándose con frecuencia en el ruedo de forma distinta a la de los restantes toros.
De salida suelen mostrarse abantos, tardan en fijarse en los engaños y les puede faltar un poco de entrega en general.
En el tercio de varas caben todas las posibilidades, que van desde la bravura ejemplar, galopando y recargando, creciéndose al castigo y propiciando un magnífico espectáculo, hasta la mansedumbre declarada, huyendo al sentir el hierro y presentando dificultades a los lidiadores hasta para ponerlos en suerte.
A partir del primer tercio el toro puede cambiar considerablemente. Hay veces que los que han manseado o simplemente han cumplido en varas empiezan a ahormarse y mejorar paulatinamente, y otras en las que declaradamente van a peor.
Incluso los buenos crean complicaciones a los banderilleros en los últimos pares, arrebatándoles con facilidad los palos en el momento del embroque, gracias a su elevada alzada y a su agilidad de cuello, o se frenan e incluso cortan el viaje y corrigen la trayectoria en la misma arrancada.
El segundo tercio es ideal para saber por dónde puede decantarse el toro en la faena de muleta y por eso es conveniente analizar cuidadosamente sus reacciones. Cuando galopan con franquía es posible que acaben entregándose en la muleta, dando salida a su nobleza. Por el contrario aquellos otros que ya plantearon dificultades en el capote y que cada vez piensan más lo que van a hacer a continuación, desparraman la vista y se enteran de todo lo que sucede a su alrededor, pueden ser muy complicados para el diestro.
A la faena de muleta llegan muchos toros  sin definirse y por ello su juego dependerá en gran medida de la facultad lidiadora de cada matador, que debe ser capaz de someterlos sin dejar que se desengañen, para sacarles el máximo partido posible en muy pocos muletazos ya salvo excepciones, suelen tener poca duración en el último tercio y aprenden rápidamente.
Por el contrario, aquellos que son bravos y que embisten con mayor entrega a la muleta, repiten las embestidas, tienen fijeza y posibilitan triunfos importantes, pero eso sí, necesitan siempre de toreros con mucha técnica y mucha decisión para desarrollar sus buenas cualidades, ya que son toros que no permiten equivocaciones.
Siempre es necesario perderles pasos, cruzarse mucho al pitón contrario y tener la serenidad suficiente para esperarlos hasta que meten la cara en la muleta. Una vez ahí el diestro debe hacer gala de su temple, llevando el engaño muy cerca de los pitones, sin dejar que la enganchen para que no se descomponga la embestida y empiecen a derrotar o a defenderse. Igualmente deben tener especial cuidado de no descubrirse con la muleta, ya que si existe demasiada distancia entre esta y los pitones, el astado puede ver al torero y desarrollar sentido con rapidez. Nunca debe olvidarse que se trata de toros muy cambiantes y dada su facilidad para aprender, generalmente los cambios suelen ser a peor, por muy buenos que hayan sido antes.

Los restantes, aquellos que evidencian peligro durante toda su lidia, solo permiten una faena a la defensiva. El hecho de que sean animales rápidos y ágiles de movimientos, pese a su gran tamaño y peso elevado, les permite alcanzar al torero si éste se descuida, duda, o no acierta a darles la lidia que precisan. En estos casos, los especialistas recomiendan llevarlos muy tapados en la muleta y no dejarles pensar. Buscarles la igualada e intentar acertar con el acero a la primera porque en caso contrario se ponen mucho más difíciles aún, levantando la cabeza y cerrando el paso al diestro. La única ventaja de estos toros es que no equivocan, su peligro es evidente y por eso el aficionado no exige al torero lo que no se puede hacer.
En el campo, los toros  son  de manejo complicado, agresivo y muy propenso a las peleas, que se saldan con numerosas bajas conforme llegan a la edad adulta. Los toros de saca precisan de grandes extensiones de terreno en las que se desenvuelven en solitario o formando pequeños grupos.
Por el contrario sus hermanos menores se muestran mucho más tranquilos y sociales, aunque esta tendencia va disminuyendo con la edad. Cuando son añojos, prácticamente forman un único grupo. De erales se empiezan a dividir en varios, que se divide en otros cuando llegan a utreros, y ya de cuatreños son cada vez más individualistas y se hermanan muy poco con los demás toros.
Solo un perfecto conocimiento de sus reacciones y querencias posibilita el manejo, aunque este nunca es fácil, como tampoco lo fue nunca en esta ganadería con anterioridad.
Al igual que los machos, las vacas de Miura son extraordinariamente rústicas y muy adaptadas al terreno donde se desenvuelven. Uno de los rasgos más llamativos de su comportamiento en el campo es su gran curiosidad por todo lo que les resulta nuevo en el entorno. Así, les gusta aproximarse para observar los vehículos o cualquier otro objeto ajeno a su hábitat natural.
También tienen muy desarrollado su instinto maternal y mientras pastan están en todo momento pendientes del lugar donde tienen encamada su cría y se separan poco de allí. Este comportamiento se evidencia principalmente durante las primeras semanas de vida de los terneros, que gozan de mayor autonomía durante los meses siguientes, aunque sus madres nunca les pierden de vista mucho tiempo.



Corredero por donde pasan los toros de “Miura” para ser embarcados para la lidia.


 Casta “Cabrera” encaste “Miura”.
Miura

Sigla: UFT.
Asociación: Unión de Criadores de Toros de Lidia.
Localización: Lora del Río (Sevilla).
Propietario:
D. Eduardo y D. Antonio Miura Martínez, C.B.
Avda. Presidente Adolfo Suarez 6 y 8
41011 (Sevilla)
Divisa: Verde y negra en la plaza de toros de Madrid y verde y grana en el resto .
Señal de oreja: Hendido y una muesca en la izquierda y despuntada con golpe en la derecha.
Finca:”Zahariche” Lora del Río (Sevilla);
Historia:
Se formó ésta en 1842 por don Juan Miura, con reses de Antonio Gil, y posteriormente otro lote grande de vacas de don José Luis Alvareda, todas ellas procedentes de don Francisco Gallardo. En 1850 y 1852 se agregaron reses de la de doña Jerónima Núñez de Prado, viuda de Cabrera, agregándole en 1854 sementales de don José Arias de Saavedra (Vistahermosa). Al fallecimiento de don Juan, en 1855, se anunció a nombre de su viuda, y de ésta pasó a su hijo mayor, don Antonio Miura, y a la muerte de éste, en 1893, se hizo cargo su hermano don Eduardo, heredándola en 1917 sus hijos don Antonio y don José, anunciándolo: “Hijos de don Eduardo Miura”. A finales de 1940, don Antonio y don José se la cedieron a su hijo y sobrino don Eduardo Miura Fernández. A la muerte de don Eduardo Miura Fernández, en 1996, la heredan sus hijos don Eduardo y don Antonio Miura, los cuales lidian a nombre de “Hijos de don Eduardo Miura”. En 2002 la ganadería pasa a anunciarse como “Miura”.

Procedencia actual: Miura.
Mayoral: Manuel García.
Antigüedad: 30/04/1849